Cusco y la industria del turismo durante el periodo de violencia

IMG_20170529_174929

                                                                                                      Por: Santiago Loayza Velásquez

13063067_1068790319845366_8188395212075158393_o

        Vaticinando lo que vendría al Cusco, el Arzobispo de la ciudad, Monseñor Luis Vallejos Santoni, lamentaba el asesinato de su homólogo salvadoreño Monseñor Arnulfo Romero. En declaraciones al Comercio del Cusco del 28 de marzo de 1980, Monseñor Vallejos Santoni deploraba el terrible asesinato y manifestaba su total rechazo a las acciones terroristas suscitadas en El Salvador, como producto de la guerra civil que transcurría por aquellos años.

La cronología que presenta el Informe de la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR) para el Sur Andino, y en concreto para el Cusco, evidencia el inicio del accionar de Sendero Luminoso el 09 de noviembre de 1980. Donde el Partido Comunista del Perú – Sendero Luminoso (PCP-SL) da inicio al primer ataque en el Cusco, específicamente al distrito de Tinta, provincia de Canchis, contra el Núcleo Educativo Comunal de la zona (CVR – Tomo IV – p. 297). Sin embargo a  inicios de los años 80 en el departamento de Cusco, en materia del turismo, se venía implementando -acorde al Plan Copesco -sistemáticamente diversas medidas como de electrificación y asfaltado; el Cusco turístico aún era visto únicamente como Machupicchu y el centro histórico de la ciudad.

El accionar de Sendero Luminoso tuvo gran presencia en lugares alejados del Cusco turístico como Chumbivilcas, Espinar y La Convención. Estas primeras incursiones en provincias altas, si bien tuvieron fuerte impacto en la población local: se incrementaban las muertes, se asentaba el miedo y la prensa cubría lo sucedido; al parecer no era suficiente para desalentar el turismo focalizado sobre el centro histórico y Machupicchu.

El primer atentado terrorista que sucede en las cercanías del centro histórico del Cusco fue contra el edificio del Banco Internacional del Perú (hoy Interbank), registrado el 01 de enero de 1981. Inclusive El Comercio del Cusco le dedica la primera plana ante la conmoción de lo sucedido, sumando a ello la cercanía con los diversos atractivos turísticos del centro, puede analizarse como el primer escenario de contacto que pudieron tener los turistas extranjeros con el terrorismo en el sur andino, asumiendo la obviedad que los turistas nacionales tenían un relativo conocimiento de lo que estaba sucediendo en Ayacucho y su prolongación a los diferentes rincones del Perú.

Aun asimilando lo sucedido con la acción dinamitera en la sucursal bancaria, días después, el 12 de enero de 1981, sucede un hecho que repercute grandemente en la sociedad civil y autoridades turísticas: pintas alusivas a la lucha armada en el complejo arqueológico de Saqsayhuaman. Este hecho fue el primero que sucede en un complejo arqueológico en el Cusco, es importante analizarlo como un hecho aislado debido a que Sendero Luminoso, como consta en los próximos años de su accionar, no tuvo focalizados estos lugares de características arqueológicas y de gran importancia histórica para el Cusco y el Perú; quizá intuyendo que tocar estos monumentos, de fibras tan arraigadas en el legado cultural, era desafiar al pueblo, perder terreno y poner en riego su lucha. En ese sentido, este hecho solo habría significado capturar la atención y visibilizar, a través de las pintas, una forma de protesta.

Dentro de las múltiples definiciones de turismo, muchas de ellas coinciden que deben de contar con tres elementos: el desplazamiento temporal y voluntario, el consumo y la experiencia agradable (Fuller 2009). En tal sentido Cusco adquirió una imagen desalentadora al turismo; el accionar senderista avanzó a puntos insospechables dentro del centro histórico de la ciudad, convirtiéndolo indudablemente en zona de experiencia desagradable. Solo para graficar algunos escenarios donde las explosiones de dinamitas propiciaron la inseguridad de los ciudadanos y turistas en general (extractos de El Sol y El Comercio del Cusco):

  • 28 de enero de 1981: Dinamitaron la 5ta región de educación y Banco de Crédito, ubicados en la av. La Cultura y Limacpampa, respectivamente.
  • 01 de mayo de 1981: Dinamitaron la Dirección Regional de Trabajo ubicado entre las calles Qera y Matará.
  • 25 de mayo de 1981: Dinamitaron el Hotel Tambo de la calle Ayacucho y el Hotel Cusco 2 (restaurado por Copesco), ubicado en el antiguo seminario San Antonio.
  • 11 de setiembre de 1981: Dinamitaron la sucursal de la empresa embotelladora de Coca cola, Fanta y Sprite.
  • 12 de setiembre de 1981: Dinamitaron el Hotel Savoy, con una categoría de 05 estrellas.
  • 10 de diciembre de 1981: dinamitaron el restaurant “Los Castellanos” de propietario israelí y el Hotel Libertador, ambos ubicados en el centro histórico.

Indudablemente, estos escenarios no fueron escogidos al azar. Las empresas más exclusivas, públicas y privadas, que brindaban el servicio hotelero y de restaurantes, fueron sumidos en la zozobra. Esto motivaría la paralización de la obtención de la cuarta estrella que ansiaba el Hotel Cusco, el estancamiento de la inversión privada y restarle utilidades al Estado en materia de ingreso por percepción turística.

Hasta finales de 1983 el escenario fue similar, la prensa local adjudicaba sobre la población un estado de “sicosis colectiva” (El Comercio del Cusco, 31 de marzo de 1982, p.01) debido a las continuas detonaciones sobre locales comerciales, gubernamentales y, últimamente, sobre residencias particulares, lo cual motivó una mayor confusión y nerviosismo generalizado en la ciudad. Uno de los casos que mayor miedo causaba a los turistas eran las detonaciones que ocurrían prácticamente en las habitaciones de hotel, lo cual hacía que el miedo recrudezca aún más. Tal parece ser que estas acciones se replicaron en otras partes del Perú, como el caso del Hotel Sheraton en Lima y la bomba colocada en su estacionamiento, ocasionando el malestar del turista hospedado en dicho hotel (Armas Asín, 2018).

Estos hechos fueron palpables en términos económicos, la Cámara Regional de Turismo Cusco (CARTUR), mediante el proyecto de fomento al turismo, Cusco 1992, utilizando fuentes del Ministerio de Industria, Comercio, Turismo e Integración (MICTI), arrojaron las siguientes cifras con respecto a turistas que visitaron la ciudad del Cusco:

  • 1980 = 146 mil turistas
  • 1981 = 131 mil turistas
  • 1982 = 109 mil turistas
  • 1983 = 92 mil turistas

En el siguiente extracto se aprecia que, desde que se dio origen a los primeros actos terroristas perpetrados en el centro histórico del Cusco, el número de turistas (entre nacionales y extranjeros) fue decreciendo. Y como si eso fuera poco, las primeras semanas de diciembre de 1983 Sendero Luminoso tenía programado desestabilizar el Cusco en su totalidad, a través de un sistemático plan que, gracias a la oportuna intervención de la PIP Cusco y posterior captura de los mencionados, se logró evitar tragedias. Dentro de lo proyectado por Sendero Luminoso se pretendía hacer lo siguiente:

El 02 de diciembre tenían programado un dinamitazo en la Plaza de Armas; el 03 abanderamiento en puntos clave de la ciudad; iluminación del cerro Saqsayhuaman; del 08 al 10, sabotaje en la Coca Cola (destrozo e incendio), también iban a atentar contra el ICPNA y a las discotecas Las Quenas, El Muki, Sagitario, 2000 y La Miel. El 12 y 13 ataque al Ministerio de Industria y Turismo. Además tenían programado dinamitar la cervecería, inversiones turísticas así como los hoteles Libertador, Savoy, Picoaga, Dorado Inn, Los Marqueses, ataque a La Trattoria de la av. El Sol y Mantas. Entre el 31 de diciembre y el 01 de enero de 1984 iban a intentar destruir las instalaciones de la Corporación de Desarrollo, entre el 15 y 20 de enero tenían programado el aniquilamiento de miembros de la Guardia Republicana para apoderarse de sus armas…” (El Comercio del Cusco, 03 de diciembre de 1983).

“¡Cusco se salvó de diciembre negro!”, “Sendero iba a convertir esta ciudad en polvorín”, “Cusco, un segundo Ayacucho” eran los titulares de algunos periódicos locales; el golpe para el turismo hubiera sido catastrófico. La focalización de empresas dedicadas al servicio turístico era prioritaria para Sendero Luminoso, a Cusco se le daña por donde más le duele: el turismo; parecía ser el mensaje encriptado en dicho plan.

A mediados de 1984 El Comercio del Cusco redacta una nota donde destaca el incremento de turistas al Cusco. Si bien la noticia informando el incremento no deja de ser cierto (1984 deja un incremento de 5 mil turistas con respecto a 1983 según CARTUR), la verdadera finalidad de dicha columna era la de motivar al sector empresarial y al propio turista local a enfrentar la coyuntura; es decir, combatir el derrotismo que se había impregnado durante los primero años del 80 producto de la incursión senderista en el Cusco.

Dentro de los atentados terroristas que afectaron directamente al turismo y, propiamente al turista, es al ocurrido el 25 de junio de 1986 al que considero como el mayor atentado terrorista en contra del turismo en el Cusco. Dicho atentado sucedió en las instalaciones de la estación San Pedro, donde los vagones del tren con destino final a Machupicchu, son dinamitados. El saldo final de esta tragedia fue de 07 muertos y 38 heridos, todos ellos turistas que se encontraban en el tren. Entre los muertos figuran turistas de nacionalidad peruana, brasileña, española y toda una familia alemana. El atentado tuvo cobertura mundial, el diario El País de España le dedica dos titulares en su versión impresa del 26 y 27 de junio de 1986: “Una española, entre los ocho muertos en un atentado contra un tren de turistas en Perú” – “Cusco, estremecido por el ataque terrorista contra el turismo”. La prensa española cataloga este episodio como el primer atentado contra el turismo en el Perú, motivado tal vez por la muerte de una de los suyos; sin embargo esto no refleja más que el desconocimiento del mundo con respecto a la ola de violencia que sacudía el Perú.

Mención aparte, es importante recalcar la falta de precisión con el establecimiento cronológico propuesto por la CVR, ya que en cuanto a los atentados terroristas que sacudieron al Cusco, lo sucedido en la estación San Pedro es omitido olímpicamente, siendo esta una de las más funestas y de mayor repercusión sobre el Cusco.

Este primer acercamiento al desarrollo del turismo en el Cusco durante una parte del periodo de violencia grafica la predilección de Sendero Luminoso en concentrar su accionar sobre aquellas infraestructuras privadas dedicadas al servicio hotelero, restaurantes, bares y discotecas; dañar sistemáticamente las más grandes empresas dedicadas a dar el más exclusivo servicio a los turistas significó la notoriedad de Sendero Luminoso en el trayecto de la regionalización y expansión de su lucha. La planificación del “diciembre negro” fue de la mano con la idealización de triunfo, cargado de una emotividad histórica, tomando como referencia simbólica de su lucha la iluminación de Saqsayhuaman, bastión cusqueño en tiempos de antaño.

Cabe mencionar que el MRTA también tuvo participación en el Cusco; sin embargo su accionar fue menos violento y mucho más esporádico en comparación a Sendero Luminoso. Ambas organizaciones terroristas concentraron mayor fuerza en provincias altas y, definitivamente, las repercusiones fueron más funestas; aunque, como se mencionó al inicio, los circuitos turísticos que hoy en día el Cusco tiene,  para los años 80 se encontraban lejos de concretarse, lo cual hace que su repercusión dentro de la industria del turismo fuese casi nula.

 

Fuentes y referencias bibliográficas

AGUILAR, Victor; Leonith Hinojosa y Carlos Milla                                                                                     1992            Turismo y desarrollo. Posibilidades en la Región Inka. Cusco: Cámara                                             Regional de Turismo Cusco & Centro de estudios regionales                                                                  andinos  del Bartolomé de las Casas.

ARMAS ASÍN, Fernando                                                                                                                                   2018            Una historia del turismo en el Perú. El Estado, los visitantes y los                                                       empresarios (1800-2000). Volumen 02. Lima: Fondo Editorial                                                              de la Universidad de San Martín de Porres.

EL COMERCIO DEL CUSCO                                                                                                                                                           Repositorio hemerográfico de la Municipalidad Provincial del Cusco.

EL SOL DEL CUSCO                                                                                                                                                                               Repositorio hemerográfico de la Municipalidad Provincial del Cusco.

FULLER, Norma                                                                                                                                                     2009             Turismo y cultura. Entre el entusiasmo y el recelo. Lima: Fondo                                                             Editorial  de la Pontificia Universidad Católica del Perú.

CVR                                                                                                                                                                              2001            Informe Final de la Comisión de la Verdad y Reconciliación.

 

4 comentarios sobre “Cusco y la industria del turismo durante el periodo de violencia

  1. Felicitaciones por el artículo!!
    El Dr. Luis Barreda Murillo en una oportunidad me mostró un album de fotografías con los grafitis hechos en Sacsayhuamán, tal vez Usted tenga también imágenes, sería interesante poder ver las imágenes, gracias.

    Me gusta

    1. Hola Israel. Una disculpa por la tardía respuesta. Muy interesante lo que mencionas con respecto a las fotografías del Dr. Barreda Murillo; en todo este tiempo he ido recolectando material visual sobre el periodo de violencia en el Cusco, topándome con pintas de Hatunrumiyoq y, propiamente, en la piedra de los 12 ángulos donde se observa la hoz y el martillo (Próximamente publicaré un estudio mas extenso donde podrán observar dichas imágenes). La verdad es que dentro de los repositorios públicos existen muy pocas imágenes que retraten dicho periodo en el Cusco. Las imágenes que salen en El Sol y El Comercio del Cusco son a blanco y negro y muy borrosas. Habría que indagar en los archivos particulares, donde estoy seguro que habrá fotografías de gran valor, como lo refiere tu comentario. Saludos.

      Me gusta

  2. Gracias por este artículo. Esa época fue funesta. Entonces mi papá trabajaba en la Corporación Regional (hoy el Gobierno Regional) y recorría los pueblitos de las provincias altas, algunos habían quedado desamparados, ya que algunos puestos policiales habían sido dinamitados, en algunos otros, no habían ni alcaldes.
    Luego del atentado a la Estación de San Pedro, ¿Hubo otro más? Gracias.

    Me gusta

    1. Hola Miguel, gracias por comentar. Es verdad, la violencia se vivió, sobre todo, en provincias altas del Cusco y en La Convención con mayor intensidad. Y si, hubo muchos más atentados luego de la Estación de San Pedro, solo por enumerar algunos de los actos terroristas que ocurrió en 1986:
      a. Dinamitaron el local del Instituto Peruano de Seguridad Social en Wanchaq
      b. Dinamitan el local de la Corporación Regional de Sicuani.
      c. Dinamitan el local del Partido Aprista en Sicuani.
      d. Dinamitaron el pabellón A de la UNSAAC.
      e. Etc.
      Un periodo muy convulsionado y con heridas que aún siguen abiertas.
      Te envío saludos cordiales.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s